Historia de las alarmas de seguridad.

Historia de las alarmas de seguridad.

En tu casa o en la de algún vecino seguramente hay un sistema de alarma instalado. Pero ¿sabes cómo empezó la larga trayectoria del sistema de alarma? Pues a mediados del siglo XIX (1850 más o menos) el señor August Russell Pope, patenta la primera alarma electromagnética, la cual avisaba (Alertaba) de la presencia de ladrones o intrusos en la casa.

Hoy en día el sistema nos parecerá súper sencillo. Era un circuito alimentado por pilas que se cerraba cuando se abría alguna puerta o ventana; pues se colocaba un interruptor que se accionaba al abrir la puerta o ventana.

Mr. Tidesley sentó las bases para la alarma de seguridad.

Pero antes que August Pope lo hiciera, ya hablamos del siglo XVIII es decir entre 1700 y 1799 (no tengo la fecha) exacta un inglés conocido como Mr. Tildesley preocupado por la seguridad del hogar, se le ocurrió un modelo de alarma aceptable. Era simplemente un sistema que unía mecánicamente un juego de campanas con la cerradura de una puerta. Pues entonces cuando alguien intentaba abrir la puerta estas comenzaban a sonar por el movimiento mismo de la cerradura.

Así es como Mr Tidesley ha pasado a la historia como el hombre que creo o ideó el primer sistema de alarma del mundo; básicamente uniendo una cuerda a una serie de campanas que le alertarían cuando alguien abriera la puerta de la casa mientras dormía o hacia sus cosas (iba a decir cosas medievales, pero ya estaba en la época moderna 😐. Que va desde 1492d.c. hasta 1789d.c.).

 

Así funcionaba la primera alarma moderna

Cuando se accionaba el interruptor la corriente de la pila alimentaba el circuito y pasaba por unas bobinas que hacían agitar un martillo que golpeaba una campanilla de lata o latón haciendo el ruido suficiente para alertar la apertura de una puerta o ventana y a la vez la posible presencia de un extraño en el hogar.

 

Este interruptor tenía una versión mejorada. Pues al cerrar la puerta o ventana la alarma dejaba de sonar, entonces se le colocaba un muelle que mantenía el interruptor accionado incluso después de cerrar la puerta.

 

La industria de las alarmas.

Holmes Electric ProtectionAunque el invento de Pope era sencillo y útil para su principal función no fue sino hasta el año 1857 cuando el comerciante Edwind Holmes compró los derechos del invento (este hombre, curiosamente es reconocido como el padre de las instalaciones de alarma moderna). Fundó la “Holmes Electric Protection Company” que marcaría el sendero de la industria.

Aunque Holmes no fuese el inventor, sí que era un comerciante muy sagaz. Hizo un anuncio publicitario donde aparecía la imagen del invento junto al nombre de su empresa “Telégrafo alarma antirrobo”. Aprovechando el asombro que la gente de la época tenía por el telégrafo y otras cuantas de sus patentes Holmes ligó su invento al telégrafo de forma comercial y técnica ya que usó las líneas de telégrafos para alimentarlos.

El impulso que hizo diferencia lo dio el hijo de Holmes, Edwin T. Holmes que llegó a un acuerdo para usar las líneas telefónicas no utilizadas en la oficina de la compañía de teléfono en esta ciudad por la noche. Pronto Holmes hijo, estrechó lazos con la compañía telefónica y consiguió la exclusividad para la ciudad de New York y poder utilizar sus cables para alimentar sus sistemas de alarma.

 

Centrales de emergencias.

Posteriormente se vinculó las alarmas a una central de emergencias, gracias a AT&T que compró la empresa en 1905. Al uso mismo de los cables telefónicos fue fácil conectar las alarmas a la central, donde se comenzó a alertar a la policía de posibles robos e incluso había personas (recaderos) que se acercaban hasta la casa en cuestión para organizar las actividades de asistencia (decirle a la policía cual era la casa o local).

  • En 1970 los cambios eran más que notables, ya teníamos los sensores de movimiento, usando tecnología de ondas de sonido.
  • En 1980 comenzaron a usarse sensores infrarrojos así se evitaban falsos positivos por la tecnología de ultrasonido.
  • También en los años 80 las alarmas se comienzan a volver más accesibles a la población en general.

En la actualidad tenemos alarmas que te detectan hasta fugas de gas, podemos monitorear lo que ocurre en casa de forma remota con cualquier dispositivo con internet, y poco a poco se va integrando más al control de la vivienda, haciendo al hogar o local más seguro e inteligente.