La guerra civil española

La guerra civil española




Durante los años 1936 y 1939 se vive en España una guerra civil desencadenada por un clima de agitación social ya que en esa época la situación política y económica en el país no eran para nada estables ni beneficiosas.

En resumen, el 4 de abril de 1931 se proclama la segunda república de España hasta 1936 pasan 13 gobiernos; alternando entre derecha e izquierda, enfrentamientos entre ellos. Hasta que, en 1936 movimientos extremos de la derecha, fusila al teniente de izquierda José Castillo; la izquierda que gobernaba al país, asesina a José Calvo Sotelo, líder de la derecha. De esta forma se inicia la guerra civil española en 1936.

Francisco franco encabeza un levantamiento en las islas canarias, pasa por el Marruecos español y por último a la península; donde es seguido por otras guarniciones. En España los frentes eran los de derecha respaldados por Mussolini en Italia y Hitler en Alemania; mientras la izquierda era apoyada por Rusia, Francia e Inglaterra.

Tras dividir el territorio y fuertes combates cae Madrid el 1 de abril de 1939. Así el General Francisco Franco anuncia el fin de la guerra después de ser nombrado jefe del estado español y también Generalísimo de las Fuerzas de Tierra, Mar y Aire. Iniciando de esta forma una dictadura que duraría hasta 1975; con la muerte del General Francisco Franco y sucedida por el príncipe Juan Carlos de Borbón.

¿Quieres saber más detalles de la guerra civil? Sigue leyendo.

Bombardeo de Barcelona

Bombardeo de Barcelona

Tras la Primera Guerra Mundial, España estaba en una situación crítica en el ámbito político, económico y social. En el año 1923 Primo de Rivera con el rango de General dio un golpe de estado; justificándose en que los políticos eran responsables del periodo de infortunio y corrupción que vivía España. Hasta ese momento el modelo de gobierno era una Monarquía Constitucional, el país era gobernado por Alfonso XIII, de la Casa de Borbón.

Nace la Segunda República.

Aunque Primo de Rivera se esfuerza en unir al país e inicia una gran campaña de obras públicas sus opositores ganan terreno pese a sus esfuerzos en reprimirlos. En 1931 es obligado a dimitir ya que se encontraba sin apoyo. Ese mismo año ganan las elecciones los republicanos, dominando las cortes; el rey siguió el camino del exilio y se proclamó la segunda república de España, con la constitución de 1931.

El presidente Niceto Alcalá Zamora fue el elegido como candidato único jurando el cargo el 11 de diciembre de 1931; el gobierno fue sustituido rápidamente y alternado por otros 12 más. En total pasaron 13 gobiernos en tan solo 5 años.

Con alternancia entre la izquierda y la derecha. En 1933 el gobierno es alcanzado por la derecha y como de costumbre la izquierda se alza en armas en Asturias, Madrid y Barcelona; pero fueron derrotados.

La caída de la segunda república.

En el ámbito económico España era un país enormemente atrasado; la iglesia y la nobleza eran los dueños de la mayoría de las tierras y no tenían pensado cederlas ni venderlas. Había pocas industrias, los campesinos eran muy pobres y a esto se sumaban los problemas agrarios. Todo esto generaba constantes conflictos.

Por otra parte, la sociedad estaba dividida, por un lado, los de izquierda conformados por los anarquistas, sindicalistas, socialistas y comunistas. También estaban los republicanos y los monarquistas y la derecha conformada básicamente por la JONS (Junta de Ofensiva Nacional Sindicalista) y la Falange española.

Ante la debilidad e inestabilidad de los diferentes gobiernos, regiones como Cataluña y el Vascongado desean convertirse en países independientes, con idiomas y culturas propios.

El gobierno de Manuel Azaña Díaz y el inicio de la guerra.

Manuel Azaña Díaz

Manuel Azaña Díaz

De pensamiento izquierdista Manuel Azaña Díaz fue incapaz de reducir o controlar la creciente violencia en el país; Huelgas, protestas, enfrentamientos y batallas entre grupos armados de izquierda y derecha. En estos enfrentamientos fue fusilado el teniente de izquierdas José Castillo; en respuesta los de izquierda asesinan a José Calvo Sotelo diputado por parte de Renovación española y miembro de la oposición derechista.

El 17 de julio del año 1936 el General Francisco Franco encabeza un levantamiento en las islas canarias; paso al Marruecos español y fue secundado en la península por otras guarniciones. Fue apoyado ya que el alzamiento militar fue visto como un restablecimiento del orden público, el principio de la autoridad y la unidad de España como nación.

Por un lado, el gobierno de izquierda apoyado por Rusia, Francia e Inglaterra y por el otro los derechistas con el apoyo militar de la Italia Fascista y la Alemania Nazi.  Alemania e Italia aportaron cerca de 100mil soldados a Franco.

Alemania bombardeo pueblos aparentemente indefensos como Guernica que inspiro a Pablo Picasso a inmortalizar el sufrimiento de esto pueblos en su obra de arte “Guernica”. El gobierno de izquierdas organizó brigadas internacionales formadas por soldados provenientes de distintas partes del mundo con claras tendencias izquierdistas.

Los bandos de la guerra.

Conocido como el bando republicano:

Era el grupo conformado por el gobierno de la segunda república, sindicatos comunistas, anarquistas y campesinos. Por su parte esta facción no estaba realmente sometida a ningún poder central, es decir cada una iba básicamente por su cuenta y medianamente organizados por los comités de obreros. Siendo este su talón de Aquiles; en este lado los suministros militares y centros de producción eran controlados por los comités de obreros y sindicatos.

En este bando fueron perseguidas las clases adineradas y los sacerdotes con ajusticiamientos y toma de propiedades. Entre el caos reinante del bando republicano se llegó incluso a enfrentamientos entre las milicias y comités obreros, (combates internos del bando republicano).

Este bando había dos facciones claramente definidas, el CNT-FAI y POUM apoyados por Cataluña, Aragón y Valencia donde dominaban los separatistas y los anarquistas. En la otra facción estaban el PSOE y el PCE quienes intentaban tener un gobierno central que tomará las decisiones y poder centrarse en ganar la guerra.

En el lado republicano quedaron las regiones industriales, además contaban con trigo los productos agrícolas y el oro del Banco de España, sin embargo, las unidades del ejército quedaron prácticamente desarticuladas ya que muchos generales se sublevaron añadido a las unidades disueltas por su cuestionable lealtad.

El bando de los Nacionalistas.

Aquí estaba la burguesía, los terratenientes y la parte rebelde del ejército. Mejor organizados y con tropas entrenadas (obviamente porque su principal fuerza eran soldados entrenados y no campesinos o civiles); contaban con las divisiones integras en Galicia, Andalucía y Castilla, con el ejército de África, La Legión y Los Regulares. En este bando quedaron las reservas de cereal y ganado de Castilla y Galicia, contaban con las minas de carbón

El poder en este bando recayó sobre un grupo de generales estableciendo un estado militar y autoritario en la Junta De Defensa Nacional. Se disolvieron todos los partidos políticos excepto la falange y los requetés carlistas.

La represión se dirigió contra militantes obreros y campesinos, aunque la principal diferencia entre la represión nacionalista y republicana es que en la nacionalista fue más selectiva y controlada. Sin embargo, algunos grupos más rebeldes protagonizaron excesos.

Francisco Franco

Francisco Franco

El fin de la guerra.

Los republicanos se aferraban a la idea de resistir todo lo posible para que España se viera envuelta en la guerra que se avecinaba y conseguir en ese nuevo conflicto aliados que cambiasen la balanza a su favor.

El 28 de marzo de 1939 y tras varias batallas las tropas franquistas entran en Madrid y el 1 de abril de 1939 El General Francisco Franco después de ser nombrado Jefe de estado y generalísimo de las Fuerzas de Tierra, Mar y Aire; anuncia oficialmente el fin de la guerra e inicia la dictadura franquista que terminaría tras su muerte.